FANDOM


La asociación íntima entre determinadas flores y los insectos que las visitaban empezó a finales del Cretácico y principios del Cenozoico; cuando predominaban los angiospermas apareciendo la mayoría de los órdenes contemporáneos de insectos.
Jaras polonizada abeja entomofilia

Las jaras (Cistus) exhiben en primavera llamativas flores con numerosos estambres que atraen a los insectos polinizadores; son entomófilas.

Los insectos visitan las flores para obtener alimento, bien en forma de néctar o de polen, y son atraídos hacia ellos principalmente por el color y el olor, cuyo atractivo depende de las especies visitantes. Muchos detalles de la estructura floral pueden relacionarse con la forma, el tamaño y los hábitos de los insectos visitantes.

En ciertas flores polinizadas por himenópteros (abejas), por ejemplo, el néctar está situado e tanta profundidad (en un tubo) que solo puede alcanzarlo un insecto con una probóscide muy larga. Las flores polinizadas por lepidópteros (mariposas), que revolotean mientras se alimentan, suelen ser actinoformas. Ciertas flores polinizadas por escarabajos tienen un fuerte olor a especies; otras, que son polinizadas por moscas carroñeras, huelen a cadáver.