FANDOM


Con excepción de Australia, que se formó de manera análoga a los demás continentes, las islas de Oceanía pueden agruparse por su origen en las islas volcánicas, islas coralinas e islas donde se combinaron estos dos procesos. La mayor parte de las islas menores de Melanesia y Polinesia pertenecen el llamado “Cinturón de Fuego del Pacífico”, razón que hace frecuente los sismos y las erupciones volcánicas.

Las islas volcánicas por lo general presentan relieve montañoso, coronados por volcanes apagados o activos, con manifestaciones constantes de inestabilidad geológica, como aguas termales, géiseres, sismos y erupciones volcánicas. Como resultado de las emanaciones volcánicas se han formado suelos fértiles y bien desarrollados. Las islas coralinas presentan relieve bajo suavemente ondulado, suelos de escaso desarrollo, poco fértiles y con una vegetación pobre.

Clima y vegetación de Oceanía

Domina el clima ecuatorial cálido y lluvioso en las islas próximas al Ecuador, donde también crece una vegetación exuberante.

Cerca a los trópicos reina el clima tropical, con temperaturas altas y, un período lluvioso y otro seco, ambos propicios al desarrollo de las praderas. Únicamente cuentan con clima templado el archipiélago neozelandés y el sur de Australia, incluyendo la isla de Tasmania.