FANDOM


La lluvia ácida es una precipitación acuosa, de pH anormalmente bajo, que contiene en disolución los ácidos sulfúrico y nítrico, producidos por la combinación de los óxidos de azufre (SO2) y de nitrógeno (NO2) con el vapor del agua atmosferico. Una lluvia se considera ácida si su pH es inferior a 5,6. Suele considerarse que este vapor correspondería a unas condiciones preindustriales si solamente dependería del CO2, atmosférico.

Grandes extensiones boscosas, principalmente las formaciones de coníferas, características de la taiga de Canadá y del norte de Estados Unidos, así como los abetales y los bosques de pícea del centro y del norte de Europa, han sufrido las consecuencias de este problema, a menudo originando a grandes distancias,. Al igual que los bosques, los lagos de montaña quedan tambien afectados, de modo que la acidificación de sus aguas acarrea el empobrecimiento de sus comunidades biológicas y la desaparición de sus poblaciones piscícolas, en particular, los salmónidos.

Origen de la lluvia ácida

El dióxido de azufre se origina por la combustión de ciertos tipos de carbón mineral (del que la producción eléctrica en las centrales térmicas consume grandes cantidades), del petróleo y de sus derivados. En cuanto al dióxido de nitrógeno, éste se origina en los procesos de combustión a elevadas temperaturas (superiores a 1.000 oC) y en los motores de combustión (sobre todo en los motores de tipo Diesel).

Bosque muerto

Los bosques muertos son la manifestación más llamativa de la lluvia ácida.

Aunque los procesos que transforman algunos gases de la atmósfera en ácidos pueden producirse de forma natural por la actividad volcánica se calcula que en las reciente erupción del volcán Pinatubo, en las Filipinas, se originó la emisión mas importante a la atmósfera de estos gases de la ultima centuria o la acción de las bacterias del suelo, la realidad es que la utilización masiva de combustibles orgánicos provoca que se emitan a la atmósfera grandes cantidades de SO2 y NO2. La secuencia de las reacciones químicas que originan las lluvias ácidas se producen en la troposfera. Estas reacciones se inician cuando un fotón de luz choca con una molécula de ozono (O3) procedente de la estratosfera o de la troposfera y origina una molécula (O2) y un átomo (O) de oxígeno. Este átomo es muy reactivo y se combina con una molécula de agua para formar dos radicales hidroxilos (OH). La combinación del óxido de nitrógeno (NO2) con una radical (OH) origina ácido nítrico (HNO3).

Por su parte, la formación del ácido sulfúrico es más compleja, pero se inicia, de manera análoga, para combinación del oxido de azufre con una radical hidroxilo presente en la atmósfera. Mientras que el ácido nítrico se disuelve en las gotas de agua de las nubes, el ácido sulfúrico se condensa y forma gotas microscópicas. Este proceso se produce entre los 10 y los 12 km de atmósfera, inmediatos a la superficie terrestre interviniendo en él el ozono (provenientes de capas más altas o formado por acción de contaminantes), siendo, el factor limitante de los ácidos formados la concentración de contaminantes en el aire. Las partículas de sulfato actúan como núcleos de condensación del agua.

Por dicho motivo los bosques de las zonas altas, expuestos al contacto directo con la base de las nubes, se encuentran por tanto especialmente afectados, con la consiguiente muerte de los arboles y reducción del crecimiento. Sin embargo, el negativo efecto de la lluvia ácida sobre los bosques se debe más a las perturbaciones que indirectamente ocasiona sobre los detalles de las cuales existe una cierta controversia que a su directo efecto letal, pues los árboles suelen morir finalmente victimas de diversas enfermedades infecciosas o a causa del ataque de parásitos.

Efectos de la lluvia ácida

Los efectos de las lluvias ácidas en la vegetación han sido estudiados en amplias zonas del norte de Europa y de América del Norte. En España éstos han sido estudiados en áreas próximas a las centrales termoeléctricas de Andorra (Teruel) y Cercs (Barcelona).

Los efectos más repetidamente comprobados han sido la corrosión de la hojas y la reducción general del crecimiento de los árboles, que pueden provocar incluso su muerte. Asimismo, y ésta es una consecuencia también muy importante, la lluvia ácida produce la acidificación de las aguas de ríos y lagos, determinando la muerte de su fauna convirtiéndolas en no portables.

A su vez, la lluvia ácida origina una acidificación del suelo y su empobrecimiento en ciertos nutrientes que son arrastrados por los sulfatos. Tampoco hay que descartar, por su importancia creciente y por los efectos que sobre la salud de las personas pueden ejercer, otro tipo particular de lluvia ácida, el de las nieblas bioquímicas, originadas por la creciente contaminación de determinadas áreas industrializadas o por los efectos sobre las aguas subterráneas, las aguas litorales, y por la alteración del equilibrio entre sus diferentes nutrientes o la corrosión de estructuras metálicas, etc.

Es preciso considerar que las lluvias ácidas se pueden producir a gran distancia de los focos contaminadores, incluso en un país diferente al originario, como consecuencia de las características regionales de la circulación atmosférica. Así pues, la regulación internacional del problema, aplicando normativas que obliguen al uso de catalizadores en automóviles, filtros en las industrias contaminantes o que regulen la demanda y el uso de ciertos tipos de carbón mineral, pobres de azufre, etc.

¡Interferencia de bloqueo de anuncios detectada!


Wikia es un sitio libre de uso que hace dinero de la publicidad. Contamos con una experiencia modificada para los visitantes que utilizan el bloqueo de anuncios

Wikia no es accesible si se han hecho aún más modificaciones. Si se quita el bloqueador de anuncios personalizado, la página cargará como se esperaba.

También en FANDOM

Wiki al azar